Clase RG65

Clase de reglamentos muy libres, permitiendo a cada capitán-constructor un alto grado de investigación y desarrollo. Reglas básicas:

  • Monocasco Simple
  • Eslora Máxima: 65 cm
  • Alto Máximo Mástil: 110 cm
  • Súp. Vela Máxima: 2250 cm2

Descargar Reglamento RG65
Descargar Reglamento DF65
Noticias de RG65
Datos
La Flota

Comodoro: Sr. Paulo Parra

En los años 1950 don Juan Gherzi, creó la clase G-65, limitando la eslora y superficie vélica para realizar competencias de veleros de navegación libre (sin radio). Durante muchos años se realizaron regatas en la Plaza Rubén Darío de Buenos Aires, reuniéndose gran número de deportistas/fabricantes, incluso aquellos de veleros “grandes” que experimentaban sus ideas con estos veleros de 65 cm de eslora.

urquiza1958Inicialmente tenían timón fijo. Alrededor del año 1962 se agregó el timón automático, que con una banda elástica permitía controlar la posición del timón en forma automática, manteniendo mucho mejor la dirección.  También se agregó el mismo sistema a las escotas, para liberar viento ante las rachas.

urquiza1986La actividad hizo furor, congregando a grandes diseñadores y veleristas. Se gozaba del uso de materiales reciclados, como la tela de paraguas para las velas, como una forma de construir muy barato y competir contra otros fanáticos. Se agregó luego el timón de viento, spinnaker para las popas (se competía de ida y vuelta, permitiendo ajustes de parte del capitán a cada lado de la pileta), velas de dacrón, mástiles de aluminio, herrajes de acero inoxidable, en fin, toda una carrera armamentista.

El día 30 de junio de 1978 llegó el radiocontrol, y de la mano de Raúl Landó nació la clase RG-65 de hoy. desde entonces este capitán ostenta la vela ARG-1. Siguió una nueva carrera armamentista, ahora con la electrónica de por medio, y con la libertad que cualquier espejo de agua podía ser utilizado.

urquiza2007Desde entonces esta clase no ha dejado de crecer, la clase se extendió primero por latinoamérica, y luego al resto del mundo. La combinación de gran performance, junto a un tamaño práctico, y al no tener un alto costo, han hecho que esta clase sea la elección de muchos constructores y capitanes.

DF65En 2013, con la introducción del Dragon Force 65, que es un kit comercial que califica en esta clase, se ha dado un impulso global a esta clase, vendiéndose miles de estos kits y apareciendo flotas que compiten regularmente en diversas ciudades del globo. De hecho, este velero es tan popular, que se ha normado una subclase DF65 con el fin de contar con una monoclase dentro de RG65 (al igual que ULY dentro de IOM).