All posts by Rolf Köster

Resultados Sudamericano IOM Chile 2023

Documentación Oficial:

Durante los días 8 al 12 de noviembre pasado, se realizó en Chile el Primer Campeonato Continental de Sudamérica de la Clase IOM, validado por la World Sailing y la IOM ICA. Este gran evento marcó la coronación del desarrollo de dicha clase en Chile, cuyos inicios se remontan al mes de abril de 1997, cuando nuestros amigos de Argentina y Brasil nos invitaron a formar parte de la Unión Latinoamericana de Yatemodelismo (ULY).

¿Y cómo llegamos a organizar este importante campeonato? Debieron transcurrir largos años de desarrollo del yatemodelismo chileno, con los primeros aprontes en la famosa laguna de Parque Norte de Buenos Aires, desde donde saltó hacia la pequeña laguna construida especialmente, junto a las instalaciones del Aeromodelismo Club Deportivo Universidad Católica, en las afueras de Santiago, para poder iniciar la vela RC. Dicho espejo de agua se constituyó en la cuna de la Vela RC chilena, iniciada justamente con veleros IOM, aquellos “one design” diseñados en Brasil y construidos en los tres países, Argentina, Brasil y más tarde también en Chile, – los famosos y aún vigentes “1M ULY”. Paso a paso fue creciendo la flota y sumando entusiastas, se descubrieron nuevas canchas para regatear, llegando los primeros campeonatos sudamericanos a Chile, realizados con gran esfuerzo en los años 1999 y 2004, dando definitivo impulso al desarrollo de la clase. Con el tiempo se dió forma al Club de Vela Radiocontrolada de Chile, CVRC, avanzando con la afiliación a la Federación Chilena de Navegación a Vela, para luego lograr el reconocimiento y membresía como NCA CHI en la IOM ICA hacia el año 2009. Y llegaron los primeros modelos IOM “full”, con el Lintel y el Widget de GBR, armados localmente, para después dar paso a los “Pikanto” y más adelante aumentar la flota con los Brit Pop, K2, Sedici , Venti y otros.

En el año 2011, y con un Lintel en sus maletas, el suscrito se aventuró a participar en el Mundial de West Kirby, Inglaterra, evento que coincidía con el notable Centenario de su  Model Yachting Association (MYA), histórica institución que en esa oportunidad fue especialmente honrada con la visita de su patrono, el Príncipe de Inglaterra, demostración fidedigna de la larga tradición del modelismo naval en dicho país. Sin mayor experiencia, pero con mucho entusiasmo, nerviosismo, expectación y asombro, más la afortunada compañía de los únicos otros sudamericanos presentes, Alexandre Marien (Brasil) y Agustín Moreno (Argentina), Chile se asomaba a ese escenario mundial de la vela RC, en donde irrumpieron los famosos “Brit Pop”, toda una revolución en el diseño IOM, logrando los tres primeros lugares. A falta de experiencia, el lugar alcanzado por este chileno fue de los últimos de la flota de 76, pero a cambio ganó el primer premio en dos otros aspectos: 1) aportar la bandera nacional de mayor tamaño de todas las presentes, flameando durante todo el campeonato por Chile; 2) ganar el mejor premio del sorteo entre los timoneles participantes: ¡un huinche RMG!

Bueno amigos, volviendo a cómo se gestó este gran campeonato continental en Marina Rupanco:

Su realización fue indudablemente producto del entusiasmo, energía y perseverancia sin límites de dos de nuestros más destacados socios de CVRC, los ya famosos “Pablos” , Alvarez y Walper, quienes al toque de la varita mágica de doña Bruja y con el respaldo de los demás directores y timoneles más antiguos de la flota nacional, dieron el impulso a esta atrevida iniciativa. Fue de alguna forma también consecuencia de aquél notable Mundial en Porto Alegre/Brasil, evento que marcó un antes y después de la IOM Sudamericana y permitió participar a 5 timoneles de Chile, gran cosa!! Pero poco después de aquél Mundial, se nos atravesó el maldito Covid 19, que atacando vilmente a uno de nuestros Pablos, obligó a esperar varios años, hasta poder volver a la carga con este Continental en Sudamérica.

Un ingrediente clave, fue la seguidilla de participaciones de los Pablos, junto a otro gran timonel chileno, Andrés Bozzo, en campeonatos del viejo continente, como un nacional español, el Mundial y la Copa Europea, corridos en aguas de España y Croacia, estrechando contactos y amistad con los timoneles europeos, dando así a conocer el nombre de Chile en el concierto internacional de la Clase IOM, ganando de paso valiosa experiencia no sólo para su propia performance, sino para el “know how” organizativo, a ser aplicado en el futuro continental sudamericano. Y se lanzó la iniciativa con todo, definiendo lugar, infraestructura e instalaciones, equipos de apoyo, logística, fechas, plazos, avisos de regata más tantos otros detalles, obteniendo de paso el necesario beneplácito y autorización de la IOMICA y la WS, bajo todas las exigencias del caso.

Arduo fue el trabajo e intensos los preparativos por más de un año, llegando finalmente el día “D” del lanzamiento del gran evento, con Pablo Alvarez de “Gerente General”, secundado en lo técnico por el otro Pablo, moviendo todos los hilos para dejar debidamente preparado el escenario en ese precioso condominio de Marina Rupanco, siempre secundado en lo técnico por el Pablo valdiviano. Siete fueron finalmente los países participantes con Croacia, España, EEUU, Brasil, Uruguay, Argentina y Chile, cuyos 36 timoneles dieron lo mejor de sí con gran espíritu deportivo, todo bajo la impecable dirección del Oficial de Regatas, master Fred Rocha y demás oficiales. También felices y muy conformes con la labor cumplida se sintieron los numerosos integrantes del extenso equipo de apoyo, con su notable dedicación a todos los detalles.

Mucho ya se ha comentado de las desafiantes regatas, que se dieron en condiciones climáticas esencialmente variables, poniendo a prueba destrezas y nervios de los timoneles y sus modelos, obligados a cambiar una y otra vez de aparejos, y el Oficialidad de Regatas anulando largadas para cambiar canchas y tracks por exceso de viento, ó la repentina falta de éste, cambios imprevistos de dirección, etc. etc. Fueron verdaderamente difíciles esas condiciones, con excepción del día de la inauguración, que no sólo destacó por un acto inaugural solemne y emotivo, sino por darse en un día prístino, con buen viento sur y totalmente despejado, lo que permitió apreciar a plenitud el espectáculo de la Cordillera de Los Andes nevada, con la serie de imponentes volcanes la vista, ¡mejor marco imposible!

No ahondaré en comentar esas regatas, pues quien se interese podrá sumergirse en la infinidad de fotografías y kilómetros de películas que quedaron como testimonios del suceso y ahorran mil palabras, en lo que fue crucial la gran labor del equipo ADN, comandado por nuestro socio CVRC Ricardo Berdichesky: ¡todos muy agradecidos por tan valioso apoyo! Y ese master de la fotografía, Julio Reyes, pero si no soltaba un segundo su gran cámara…deben ser miles las imágenes captadas, muchas gracias Julio!

En todo caso asombroso el tremendo talento y calidad de los dos timoneles en la punta: Zvonko Jelacic y Guillermo Beltri, quienes no se dieron tregua hasta finalizar el primero a un punto menos del segundo, ¿sería que favoreció la mayor altura de Zvonko sobre Guillermo? ¡Qué grandes maestros éstos, cómo se nos arrancaban una y otra vez, verdaderos magos! Pero no muy lejos nuestro flamante Campeón Sudamericano y tercero en la clasificación general, Pablo Walper, orgullo de la flota sur de Chile, quien se las arregló para terminar en ese excelentísimo lugar, obteniendo merecidamente el apreciado cupo al próximo mundial en Australia. Y el otro Pablo? Pues muy muy bien, logrando un gran quinto lugar en la general y el segundo del Continental, pisándole los talones a Pepe Valverde, ¡cómo ha progresado este Pablo! Y con Andrés Bozzo en el cuarto lugar sudamericano, Chile logró los mejores resultados en su historia IOM, ¡un orgullo para nuestra flota nacional!

¿Y qué decir de ese diseño nacional, llamado “Puma”? Era ésta la gran ocasión para probarlo contra esos feroces Kantun 2, Ventis, Sedicis, Brit Pops y otros……… ¡qué gran satisfacción nos permitió sentir Feliciano, al pelear con “nuestro” barco el séptimo lugar durante gran parte del campeonato, gracias Zano, dejaste felices a estos creadores de ese diseño, Nico Mayer, Pablo Walper y el suscrito, para nosotros fue un exitoso debut.

Paso ahora a otro aspecto, que cabe ser destacado: mucho más que competencia y regatas, ésta fue una alegre fiesta náutica y encuentro de amistad, camaradería y espíritu deportivo, reflejando el tremendo valor de esta afición y pasión, que cual potente imán de encuentro nos entrega una intensa mezcla de alegría y sufrimiento, estrés y júbilo, ¡dando tema casi inagotable para charlar hasta el infinito de este formidable juego! ¿Qué gran entretención y al final potente energía positiva para enfrentar este mundo actual tan complicado, no es cierto?

La organización general y hospitalidad estuvo perfecta, casi no hubo momento para estar solos, siempre en compañía y juntos de una u otra manera, desde la mañana en la mesas del desayuno de las diversas casas o cabañas, para seguir durante el día en el Club House armando barcos, midiendo, tomando alguna bebida… ó en el área de regatas, mirando, compitiendo, comentando… ajustando tanto el barco como la ropa al mayor frío o calor, viento de acá o de allá, lluvia y granizo, o un grato sol entremedio subidos en las tarimas. Y a mediodía almorzando y más tarde cerrando la jornada con una sabrosa cena, con esos “aprés regata” excelentemente atendidos con cervezas artesanales y el buen vino del Rafa Tirado, sabrosos picoteos que se iban como nada. Hasta muestra folklórica hubo, y en alguna tarde hasta bailongos espontáneos por ahí más muuuucha conversación hasta altas horas de la noche, todo el gran grupo como una tremenda familia o cofradía, pasando una semana fantástica, ¡¡que recordaremos por muchos años!!

Finalmente el broche de oro: una emotiva ceremonia de premiación al aire libre en esa gran terraza, con premios a los mejores, distinciones especiales y recuerdos para todos los participantes, con esa cantidad de recuerdos cuidadosamente elaborados por una artesana, en vidrio de color, uno por uno, qué lindo y original detalle!!

Pero todo esto no fue algo lógico ni fácil de lograr, pues hubo que resolver cada uno de los detalles que exige un maravilloso pero aislado lugar como Marina Rupanco, lejos del mundanal ruido y rodeado de una naturaleza exuberante. Esto resultó producto de un tremendo trabajo, preciso y muy bien pensado, coordinado y orquestado por un gran equipo, que funcionando como reloj permitió atender, en todo momento y en forma personalizada, cada una de las necesidades de los huéspedes, desde coordinar su llegada a Chile y traslados hacia o desde Marina Rupanco, conseguir el permiso del Directorio del Condominio, las casas privadas prestadas, asignar los alojamientos con su servicio de orden y limpieza, proveer de alimentación diaria completa de mañana a tarde, hasta resolver todos los aspectos de infraestructura y técnicos de la competencia misma, con su debido control y operación, incluyendo formidables registros fílmicos y fotográficos. Y para qué decir los ayudantes voluntarios llegados de Villa La Angostura, Santiago y España, quienes silenciosamente pusieron mano a la obra, donde fuera necesario. ¡Gracias Toni, Bernardita, Josip, Jorge, Julio, Riki, Rodrigo, Claudio! Todo funcionó cual gran orchesta sinfónica bajo la batuta de su Conductor, Pablo Alvarez, y la codirección de Pablo Walper, ¡sin olvidar el toque mágico de la Bruja omnipresente!

Por último, y para vislumbrar lo que hubo “detrás de las bambalinas”, vayan aquí algunos indicadores “estadísticos” o radiografía de ese gran equipo operativo, que abarcó entre otros:

  • Gerencia y apoyo organizacional:  6 personas
  • Banquetería y música: 13 personas
  • Jueces y oficiales de regatas: 8 personas
  • Preparación de desayunos: 6 personas
  • Certificación de barcos: 3 personas
  • Gestión de cabañas y hostería: 4 personas
  • Cómputos y apoyo: 2 personas
  • Servicio de mucamas: 7 personas
  • Apoyo general agua y tierra: 4 personas
  • Infraestructura competencia: 8 personas
  • Videos, fotografías y relatos: 5 personas
  • Traslados: 6 personas
  • TOTAL EQUIPO DE LA ORGANIZACIÓN (incluidos algunos competidores) = 72 personas

Además :

  • para hospedaje de todos se utilizaron 7 Casas del condominio más la hostería El Paraíso
  • Apoyaron como auspiciadores 12 organizaciones y empresas

Estimados amigos, que llegaron desde tan variados países, unos de más lejos, otros no tanto, algunos sin haber estado jamás en estos rincones sureños del continente: les agradecemos sinceramente por haber emprendido viaje hacia esta maravillosa región de los lagos del sur de Chile, nos sentimos muy honrados por vuestra presencia y compañía, tanto competidores como sus acompañantes y todos quienes conformaron el equipo de control, juzgamiento y apoyo, lo sentimos como un reconocimiento a nuestra madurez y participación en la gran clase IOM mundial: ¡MUCHAS GRACIAS A TODOS QUIENES NOS VISITARON!

Y esperamos encontrarnos nuevamente en otra oportunidad, esperando que estén todos muy bien hasta entonces!

Rolf Köster G.
CHI-21

Resultados Copa Andes Patagónicos 2023

Documentación Oficial:

Con mucho interés esperábamos la realización de esta nueva versión de la ya clásica COPA ANDES PATAGÓNICOS, que se corre anualmente desde 2010, año de su creación por el entonces grupo de navegantes en 1MULY residentes a ambos lados de la cordillera del Cono Sur Sudamericano. Volvía esta vez a las canchas de la tan atractiva región de la Villa Angostura, en el Lago Nahuel Huapi.

El pronóstico climático no se presentaba para nada auspicioso, con anticipos de fuertes vientos, lluvia y nevazones, lo que nos hizo entrar en dudas si era factible realizar el evento, pensando en las dificultades inherentes al cruce cordillerano en caso de nevazón. Pero pudo más el entusiasmo de la mayoría de los timoneles interesados en volver a encontrarse en la Villa después de tantos años sin estar ahí por la maldlita pandemia, y con un grado de nostalgia de los lindos tiempos pasados en compañía de nuestro recordado Luis Angel Lires, uno de los creadores de esta famosa Copa.

Así es que “a prepararse” era la orden, con ropa y zapatos adecuados porsiaca, y varios ajustes de ruta sobre la marcha, como cruzar por Mamuil Malal (Pucón-Junin), o con la barcaza por Huahum (lago Pirehueico), ¿o tal vez mejor por Cardenal Samoré? Aunque ese paso era el más sospechoso de llenarse de chilenitos viajando a comprar barato el día festivo del viernes 27 en la Argentina. Finalmente, el suscrito decidió viajar el día jueves por Cardenal Samoré, pasando por marina Rupanco para coincidir con el amigo Pablo, para viajar juntos en la super Ford calibre F150, con la mejor conversa en todo el trayecto (nada de política), de gran ayuda para aguantar esas 3 horas de cruce y largas filas de espera en sendas aduanas. ¡Ni  sospechábamos que a nuestra vuelta serían 7 horas con fila de autos de hasta 8 km de largo, esperando pasar de vuelta a Chile!

Distinta fue la suerte de los que llegaban el viernes, como Pablo Walper y familia, que tuvieron que resistir justamente esas 7 horas de espera interminable para sortear todo el proceso de paso de Chile a la Argentina. ¡Que trámite más desastroso!

Y llegamos a la Villa, sin contratiempos y reconociendo cabaña en “El Montañés”, para luego conseguir algo de almuerzo tardío tipo “light”, en un restaurante que seguía abierto, pues en general cierran a las 16 hrs. Y en la noche nos aguardaba la primera parrillada de “posho a las brasas”, en casa de Riki, muy conversada y hasta discutida, con un tema medular: si se iba o no a permitir el toque de boya, al estilo de los españoles… así ya surgía el primer temazo altamente técnico, que a alguno por ahí llevó al extremo de preguntarse si mejor retirarse de ese quilombo, pues gustaba del “no toque”… ¿Quizás ya estaban cundiendo los grados alcohólicos ingestados? Pero primó lo práctico: se acordó tocar “las de allá” y no tocar las de más acá, es decir las “largada y llegada”. Así todo nuevamente tranquilein. ¡Tutto il mondo conforme!

El viernes lo aprovechamos con Pablo de pegarnos el pique al consulado chileno en Bariloche (1,5 hrs viaje de ida), para obtener un salvoconducto, por sugerencia de la aduana argentina, que advirtió que el C.I. de Pablo tenía una rotura en su código QR, no ilegible, que tendría el riesgo de eventualmente prohibirse su salida desde Argentina a Chile ¡¡Plop!! Habría sido otra complicación más dentro del complejo ambiente eleccionario argentino… ¡Así es que no quedaba otra! Notable detalle, que nos sorprendió a ambos, pero que según el consulado ya había sucedido muchas veces. Este viajecito nos permitió ver al Nahuel Huapi hecho un mar, con tremendo oleaje y diversas trombas marinas impresionantes ¡Ufff! Si eso nos tocaba el sábado, “hasta ahí no más llegamos compadre.”

Viernes en la noche: Jorge con apoyo del Riki armaron el primer gran parrillón en el quincho de las cabañas del Montañés, tremenda primera carga de proteínas para navegar el día siguiente suficientemente lastrados, ¡pues se venía lluvia y vientos con rachas hasta sobre los 50 nudos! ¿O sea aparejo C ó mejor “D”?

¿Y la cancha? Ante los bravos pronósticos climáticos, los organizadores decidieron cambiar la cancha desde la ubicación tradicional, para instalarla en la Marina del Capitán Lucas, quien gentilmente la puso a disposición, con ese pequeño quincho con baños y cocina, decisión muy acertada por la mayor protección que permitía a los timoneles, antes esas inclemencias del tiempo que se veían venir.

Y llegó el sábado, justamente con esas super-rachas, que ya se sintieron toda la noche, a reconocer cancha , preparar los barcos y decidir qué aparejo: para C no daba… todos al aparejo B, era obvio , pero… pocos momentos antes de la primera largada, baja el viento, y cambiooooo, hay que ir al A, ¡nerviosismo inicial! Y partimos, bajo la orden y atenta mirada de control del Oficial de Regatas, nuestro amigo de Lago Hermoso, Alejandro Massari, qué bueno volver a vernos con él…

Se larga la primera sin mayor dificultad, pero al rato se aparecen unas rachitas simpáticas y hasta juguetonas, con roladas de 90 y más grados (ceñida y luego popa en una misma manga), primeras zambullidas, a cambiar al B de nuevo, mientras que el suscrito por comodidad persiste con el A, sufre trompos y “submarinos”, etc., pero por ahí baja el viento y obtiene su mejor lugar en los dos días, un tercero… Y la lluvia no para, con temperaturas bajas y el quinchito prestando valioso servicio para resguardarse un rato. Igual terminando todos harto majados y esos protectores de radios al límite. Termina así la primera jornada, con todos los barcos sanos y salvos. ¡Notable, gran cosa con esas duras condiciones reinantes!

El premio por el primer día: segunda gran parrillada en el quincho, mucha buena conversa, cantidad de ricas carnes, vino y cerveza en abundancia hasta altas horas de la noche, mejor dicho madrugada.

Domingo: sospechoso silencio durante la noche y amanece nevando intensamente, con menos viento, pero temperaturas aún más bajas… wow. ¿Cómo será esto? Desayunazo y a la cancha miércale… armar los barcos, aparejo A y partimos, bajo intensa nevazón y vientos moderados, con una que otra rachita despistada por ahí y por allá, y roladas lindas… pero todo más pausado que el día anterior, pero sin duda muy especial, único, nunca visto… las cubiertas de los barcos blancas y cargaditas de nieve, y los copos pegados a las velas, que quedaban como medias tontas, aparte de una aerodinámica bien jaspeada, para decirlo de alguna manera, muy extraño, pero igual se corrieron regata tras regata, con las pausas de rigor entre una y otra para el mange de almuerzo, preparado por las damas acompañantes.

Y llegamos al final de estas regatas en dos días muy extremos y especiales, nunca vividos ni navegados así, sin duda únicos y difícilmente repetibles a futuro, es lo que más comentamos… lo hicimos, es histórico y casi para no creerlo. 18 regatas corridas por los 11 intrépidos timoneles en esas condiciones, con todos los barcos terminando la dura prueba sin mayores problemas y todos felices, como se vio, se sintió, se escuchó y se fotografió en la gran parrillada final de ese tan especial y único domingo de vela RC bajo copiosa nevazón.

Campeones fueron todos los que estuvieron ahí, destacando una vez más el porteño abonado a los primeros lugares, el gran Martín Varo, seguido de cerca por otros dos capos, Diego Louyer en segundo lugar y Pablo Walper en tercero, a un punto de diferencia (espeluznante), gran aplauso y reconocimiento a los talentos de estos tres “gallos”, que sean las condiciones que sean, se las arreglan para rápidamente estar en punta en estas flotas. ¡Muy bien! Y gran decisión gran: con la venia de Martín, la ya antigua copa seguirá inscribiendo a sus ganadores, con ampliación de su base para tener más espacio de registro de sus futuros ganadores.

Será entonces hasta la próxima versión, que tocará realizarse en Chile, para lo cual ya estamos pensando en escenarios posibles, de los variados lugares que ya hemos probado. ¡Con suficiente anticipación llegará la noticia!!

Un gran saludo a todos ustedes, con especial agradecimiento a los organizadores de esta singular e histórica versión de la “Copa Andes”, en especial a Jorge, Riki y Lucas, y a nuestro impecable Oficial de Regatas, Alejandro.

Rolf Köster
CHI-67

Reporte 2da Fecha Sur 2023 Clase 1MULY

Documentación Oficial:

No teníamos definido lugar y cancha para esta segunda fecha del pasado sábado 6 de mayo, y se nos ocurrió con Nico y Jorge probar hacerlo en Lican Ray, que hace algún tiempo nos sonaba como una interesante nueva sede de regatas. Es así como el sábado 15 de abril recorrimos con Jorge las opciones en playa grande y playa chica, inclinándonos por probar un sector de la bahía cercana a la ruta hacia Coñaripe, frente al “Camping Ensenada”, que nos daría algunas comodidades como sombra, baño, mesones, estacionamientos cómodos y la posibilidad de montar un pequeño botadero. Conversando con el “jefe” del camping, quedó amarrado el lugar.

Y llegó el 6 de mayo, con una participación sorpresa que fue creciendo desde iniciales 5 inscritos hasta los 9 que se completaron el mismo día en la mañana. Gran alegría nos causó la concurrencia de tres de nuestros amigos del otro lado de la cordillera, que llegaron durante la tarde del viernes para alojar en una cabaña del pueblo: Lucas de Neuquén junto a Jorge y Ricky de Villa La Angostura, notable esfuerzo de varios cientos de km (sobre todo Lucas), para estar en esta “inauguración” de la nueva cancha, ¡gracias por venir! A ellos se sumaron dos potenciales talentos, nuevos en la especialidad: Juan Benard de Lican Ray y Marcelo Cerda de Villarrica. Junto a Jorge, Germán, Andy y el suscrito completábamos así una flota de 9 barcos, de los cuales Germán y yo facilitamos los dos para Marcelo (CHI-43) y Juan (CHI-82).

El día amaneció nublado, pero a las 11 hrs. ya corría buen viento y comenzaba la instalación del pequeño muelle de tablones, con nuestro anfitrión y jefe del camping en traje de baño, a pesar del frío que reinaba, ¡notable! En paralelo la instalación de 4 boyas, un mesón para el oficial de regata Gonzalo Ramírez, hijo de Jorge, encargado de las anotaciones y de la cuenta regresiva con doña “Madonna”, especialmente contratada para la ocasión.

Al rato ya estaban armados los 9 barcos y poco después de las 12 hrs. listos para la primera regata de prueba, para dar a los dos noveles un primer “feeling” de cómo sería luego la competencia. PERO… no contábamos con Mr. Murphy, quien en clara confabulación con don Eolo determinaron desinflar rápidamente esa grata brisa que corría, perfecta para el aparejo A, quedando los barcos con el mínimo de inercia como para virar la boya de barlovento, bajar a la puerta de sota y algunos lograr la meta, en apenas una vuelta…  ¿y quién primero? El Ricky con el ARG 95, en impecable navegación, agarrando cualquier mínima microbrisa para mantenerse en movimiento hasta con la respiración de los demás timoneles. Detrás el CHI 67, ARG 27, CHI 36 y el CHI 72, los demás DNF.

Y luego primera largada oficial de regata corta por el poco viento, sólo una vuelta… y nuevamente llegando el ARG 95 en primer lugar… ¡Increíble buen olfato del Ricky para pescar esas esquivas microbrisas ó térmicas! De los demás llegaron todos, salvo nuestros noveles, que no pudieron enganchar nada de don Eolo… esperemos que no se nos frustren antes de tiempo.

De ahí en adelante se nos fue definitivamente el señor viento, salvo muy leves y mañosas apariciones en sólo algunos sectores del área y más allá de nuestro alcance, lo que nos llevó a anticipar el almuerzo, con la esperanza de poder regatear más tarde. Al menos la buena noticia: las excelentísimas empanadas que trajeron nuestras damas anfitrionas, Alba y Ruth, con bebidas, café y todo, un almuerzo de cancha de lujo, con entretenidas conversaciones por lado y lado, a la espera de viento, viento, vientooooooo…????

Almorzados todos, “guatita llena corazón contento”, a seguir esperando y esperando que Eolo se apiadara de estos aguerridos timoneles, pero nada… varios intentos fallidos y nada, absolutamente ¡nadaaaaa! Cansados de esperar y no sin un grado de desilusión por no lograr validar la fecha, decidimos ya resignados a desarmar la cancha, guardar barcos, boyas, Madonna (¡que se quedó con las ganas de cantar!), volver el lindo bote de apoyo de Jorge a su puerto y seguir con la parte final del encuentro: un magnífico servicio de onces con té, café, riquísimo queque de manzana y oferta de últimas empandas que quedaban de mediodía, todo en casa de Alba y Jorge, en mesa larga y muy animada gran conversación, con mucho humor y el mejor de los ánimos, ¡como si hubiéramos corrido 20 regatas!

Y no faltó la premiación, pero esta vez sin cómputos ni cálculos complicados… Los premios ahí estaban, sólo había que ponerse de acuerdo a quién premiar y porqué, ¿nada de fácil, no? Pues bien, el primer premio resultó fácil: asignado a nuestras damas anfitrionas, elegido por Alba sacándolo sin mirar de la bolsa de premios… resultado: un vino tinto Red Blend de la Viña Misiones… rico mix de Carmenére, Cabernet S. y Syrah…

Segundo premio: al mejor timonel argentino, fácil: sería para el Ricky, decisión obvia y unánime… ¿y que salió de esa bolsa de manos de Alba? Envuelto en papel con el logo de la conocida farmacia Salcobrand apareció una famosa medicina: Un cabernet Sauvignon “Diablo”, perfecto nombre para ese diablazo timonel, ¡que llegó primero en las dos únicas regatitas corridas en todo el día!

Tercer premio: éste estuvo más discutido… primero iba para uno de los dos nuevos talentos, Juan ó Marcelo, pero luego se anuló ese destino, pues se concluyó que primero debían pagar el piso, y luego demostrar en dos fechas más su decisión de incursionar definitivamente en la especialidad, para llegar a ser merecedores de algún premio… por lo tanto: ¡al agua con la propuesta! Luego la decisión anduvo entre premiar al oficial de regata y remero del bote de apoyo, Gonzalo Ramírez, ó bien otorgarlo al timonel Valdiviano, que luego de haber estado la noche antes a cargo de mantener a raya una horda de jóvenes de gran parranda, igual se las arregló y emprendió temprano el viaje a Lican Ray. Y prevaleció esa designación, quedándose el Andy con una botella de Espumante Miel, ¡medicina clave para endulzar la vida!

Y terminaba así, en feliz ronda, esta segunda fecha de regatas de la ULY SUR en la nueva cancha de Lican Ray, jornada anulada por falta de viento, eso sí reemplazado éste por un gratísimo ambiente de camaradería, conversación y alegría, gracias no sólo a los timoneles presentes venidos de lejos y cerca, sino que y en especial gracias a la extraordinaria atención de nuestros anfitriones, Alba, Ruth, Jorge y Gonzalo: ¡Muchas gracias a ellas y ellos! Y queda pendiente “matar el chuncho” y repetir el intento en una próxima oportunidad, con don Eolo de nuestro lado y Murphy en lo posible dentro del cráter del volcán!

Rolf Köster
CHI-67

Aviso Regata – 2da Fecha Sur 1MULY

 

Hora Desde las 11:00 Hrs
Lugar Camping Playa Chica, Lican Ray
Clase 1MULY
Director Regata JORGE RAMÍREZ
ROLF KOSTER
Cuota Inscripción $10.000

Los invitamos a participar en  la segunda fecha del año 2023 correspondiente a la clase 1MULY a realizarse el día Sábado 6 de Mayo próximo en Lican Ray, en la costa del Lago Calafquén.

Para ver el Aviso de Regata  CLICK AQUI

Continue reading Aviso Regata – 2da Fecha Sur 1MULY

Resultados Copa Andes Patagónicos 2022

Documentación Oficial:

Y pasaron más de 3 años antes de poder reeditar la clásica COPA ANDES PATAGÓNICOS, esa famosa fecha de regatas RC, creada entre representantes de la Clase 1M ULY del sur argentino y el sur chileno, nacida después del Sudamericano de Vela RC, clases RG-65 y 1M ULY, realizado en Pucón el año 2009.

Creada en 2010 por uno de sus fundadores, nuestro recordado Luis Angel Lires, junto a algunos timoneles chilenos, se ha transformado con los años en un encuentro especialmente atractivo e imperdible, cuya realización este año en la nueva cancha de Los Bajos, Frutillar-Lago Llanquihue, marcó un feliz retorno y fin a la larga espera de terminar la emergencia y cuarentenas impuesta por la pandemia mundial.

Con una gran concurrencia de 21 timoneles, 9 argentinos y 12 chilenos, que bien pudieron haber sumado 24 de no mediar ausencias de última hora, se produjo el gran y emotivo reencuentro de timoneles de ambos lados de la cordillera, con partícipes que viajaron desde tan lejos como las capitales Santiago y Buenos Aires, sumando además el regreso de un gran timonel de antaño, Mathías von Unger, a quien esperábamos hace años de vuelta en las canchas.   Extraordinario reencuentro con múltiples abrazos de este gran grupo, fiel reflejo del especial atractivo de este evento, el cual marcó con este fecha su décima versión.

Y una vez más pudimos contar con el gran aporte de nuestro juez titular, Marco Montalbetti, secundado eficientemente por Andrés Lioi y su hijo Sebastián, trío que gestionó en forma impecable este campeonato en las funciones de juzgamiento, oficial de regata y apoyo en boyado y rescate.

Las condiciones climáticas resultaron muy favorables, con fuertes vientos rolantes, especialmente el primer día, desafiando las capacidades de los timoneles con oleaje importante y una que otra rompiente, sin duda una cancha nada de fácil, muy desafiante.  El Comité de Regatas decidió largar una sola gran flota de los 21 barcos, no sólo para simplificar la organización y cómputos, sino que aprovechar la ocasión de ejercitar largadas con tamaño de flota al límite y línea de largada especialmente ancha, condiciones no acostumbradas para la mayoría de los timoneles, exigiendo gran concentración para largar en buen lugar, lo que resultó muy bien.

Esta experiencia mostró también dos aspectos mejorables a considerar a futuro: 1) la estrechez del muelle para dar espacio a tanto timonel como jueces, lo que en más de una ocasión impidió a algunos timoneles ver su barco, dificultando la normal navegación cuestión que al suscrito desesperó el primer día de regatas;  2) en esas ocasiones de estrechez y pérdida de visual, la boya de barlovento estuvo demasiado alejada, con la cancha descentrada respecto del punto de comando de los barcos.  Ambos aspectos deberán tenerse en cuenta a futuro, para fijar el track tal que su centro esté lo más cercano al punto de comando y el tamaño de la flota se dimensione en función del efectivo espacio que exista para que todos queden con espacio suficiente y no pierdan su barco de vista. Por último, si fuese necesario, el track se deja más corto y se agrega una vuelta más, aunque ello podría confundir a algunos con la cuenta de las vueltas completadas o pendientes.

Otro asunto que siento deberá regularse a futuro: prohibir a los timoneles fumar mientras se esté en regatas, pues en mi caso me cayeron cenizas en las manos, hasta puede quemarse la ropa de otros con el famoso pucho en la mano de algún timonel estresado, y como pasa a menudo, el humo del cigarro que le llega al vecino justo a la cara! Dejo esta sugerencia para ojalá dejarlo como regla a futuro.

Organización: gran trabajo el que hizo con extrema dedicación Pablo Alvarez, con su entusiasmo infinito, quien apoyado por Nico Mayer, Pablo Walper y varios más se sacó los zapatos para armar esta fecha, que resultó muy exitosa desde todo punto de vista, hasta con los “aprés sailing”, asado de cordero incluido!

Y las regatas?  Pues bien reñidas e intensas todas las 25 que se corrieron, con continua alternancia  en las posiciones de avanzada, terminando Martin Varo en el primer lugar, seguido a sólo dos puntos por nuestro campeón Pablo Walper,  quedando Pablo Alvarez con un muy  notable 3er. lugar, seguido por Andrés Bozzo y Diego Louyer en el cuarto y quinto respectivamente. Con este resultado Martín se quedó merecidamente con la copa, al ganarla tres veces seguidas, gran talento el de este porteño!!

En cuanto al Campeonato Nacional, computados sólo timoneles chilenos, el podio quedó ocupado por Pablo Walper, Pablo Alvarez, Andrés Bozzo y Rolf Köster, Claudio Sala en los respectivos lugares premiados 1, 2, 3 ,4 y 5.

Finalizado el gran evento el domingo en la tarde, se procedió a la lectura de los cómputos, premiando a los 5 mejores del podio Copa Andes Patagónicos y los 4 del podio Campeonato Nacional de Chile, distinguiendo además con un galvano a nuestro gran juez desde 2009, Marco Montalbetti, por su permanente y entusiasta apoyo a la clase Vela RC chilena. Otra distinción que se instauró desde esta fecha en adelante es el Premio al FAIR PLAY que lleva el nombre nuestro recordado timonel Luis Angel Lires, y que luego de una votación de todos los participantes, recayó merecidamente en Ricardo Mosquera, alias el “Richi”.

Y llegó el momento del desarme de la cancha, la carpa, los barcos, dejando un tremendo recuerdo de lo que fue esta “super fecha”, con el espectacular marco de fondo de esa majestuosa cordillera con sus volcanes, que nos confirmó la excelencia del lugar, el entusiasta apoyo del Municipio que nos dio el permiso de utilizar las instalaciones y nos distinguió con la visita de una delegación encabezada por el propio Alcalde de Frutillar con la donación de los 4 premios del Nacional, la acertada adquisición de esa linda carpa, el práctico control de pesajes intermedios, la afluencia de un numeroso y muy respetuoso público el domingo en la tarde, colaciones gentilmente servidas por las damas de la Junta de Vecinos y tantos otros buenos detalles. También cabe mencionar la especial autorización de la Capitanía de Puerto Lago Llanquihue, que por oficio nos dio el vamos para realizar este gran evento en Los Bajos.

Fue un encuentro extraordinario, redondo, notable e inolvidable, que nos invita a seguir y seguir, una por año, a realizar esta COPA ANDES PATAGÓNICOS, con su gran actor central, el ya añoso pero siempre vigente y tan entretenido UN METRO ULY!!

Les saluda afectuosamente,

Rolf Köster G.
CHI 67 “Nativo”